Mayo siempre resulta un mes de fiesta para la Cámara de Rectificación Automotriz. Fue en dicho mes cuando la unión de todos quienes pugnaban por una mejor calidad de trabajo, una mejor comprensión de esta actividad los animó a forjar una idea de fuerza que en definitiva resultó la génesis de esta Cámara. Fueron los tesoneros precursores de esta institución que pronta a cumplir un nuevo aniversario mantiene inalterable las ideas de aquellos hombres señeros de esta actividad. Y que ya hace 48 años decidieron acuñar esa frase que encabeza cada idea cada ejemplar de nuestra revista cada reunión de nuevos jóvenes entusiastas del ámbito rectificador: "Juntos Somos Mas". En Concreto, la idea original se mantiene y entonces esa unión, esa formación que le dió origen a esta institución hace que cada día que pasa se vaya fortificando, en contrario a los que piensan que el paso de los años debilita las estructuras. Nada de esto ocurre cuando se trabaja mancomunadamente, cuando existe la intención de seguir creciendo, cuando se entienden las necesidades que en otras ocaciones apremiaron y que hoy, gracias a un entendimiento general se pueden disfrutar de otras reglas de juego.
No hay secretos, solo trabajo y renovación permanente en relación a la generación de nuevas oportunidades, de mejores condiciones de compra venta y en líneas generales de una conducción que entiende los mensajes. Afortunadamente el crecimiento sostenido tiiene directa relación con lo antes dicho. Desde hace muchos años la nueva Sede de la CRA es la Casa del Rectificador, como suele enfatizar el actual Presidente Leonel Polter cuyo compromiso junto al resto de sus pares de la Comisión Directiva no es otro que el de ver cotidianamente el crecimineto de la institución. En esto días las obras de ampliación de nuestra sede que pese a la crisis reinante en el mundo y que nos toca de lleno, son una realidad tangible, que no para. Como los sueños de aquellos forjadores, que irreductiblemente pensaron que era posible aunar los intereses y criterios de todos. Aquel sueño que ya cumple nada menos que cuarenta y ocho años y que lejos de debilitarse crece con mas fuerza cada día.

Inicio 6/2005 - Todos los Derechos Reservados - Webmaster - Webmail